sábado, 2 de mayo de 2009

Nacido para correr


He podido navegar dos días.

El viernes el pronóstico, que se cumplió punto por punto, anunciaba chubascos por la mañana que darían paso a nubes y claros, ganando la batalla los claros a medida que avanzase el día.

Pese a que me acosté bastante tarde a las nueve de la mañana me levanté, saqué a Nil a dar su paseo matinal y a las 10 estaba en Pedreña. El cielo estaba nublado, bastante negro, así que entré en un bar del pueblo, el típico bar pequeño, siliencioso, aún vacío a esas horas, para hacer tiempo desayunando mientras el día terminaba de definirse. Disfruté el ratito, me tomé un enorme café con leche y una tostada mientras leía la prensa del día anterior (da igual, desgraciadamente). Finalmente, viendo que no despejaba, me cansé de esperar, llegué a la Marina de Pedreña, preparé rapidamente el barco, me puse el traje de aguas y salí por la bocana dispuesto a disfrutar y... me cayó un chubasco en toda la cabeza.... Mal. El día empezaba mal.

Después de calarme las nubes empezaron a alejarse, el cielo y el mar empezaron a teñirse de azul mientras yo disfrutaba del viento perfecto, 15 nudos, y de la bahía. El día que había empezado tan gris, tan oscuro, se convirtió en un día perfecto para navegar. El Stay Calm con todo el velamen, mayor y génova, se defendía perfectamente con esos 15 nudos, navegando bastante adrizado y tranquilo lo que me permitió disfrutar del paisaje, hacer algunas fotos (como las de este post) y ver la regata de la Copa de España de J80 que se ha disputado este fin de semana en el abra del Sardinero y que lideran dos barcos de la flota de Santander, el Nextel y el ECC, a falta de conocer los resultados de la serie de regatas de hoy (que se están disputando sin apenas viento).

El sábado amaneció completamente despejado y muy ventoso. A las 10 salía de mi puerto en el Stay Calm y a pesar de la hora tan temprana ya soplaban 15 nudos. Nada más salir del canal de Pedreña a la Bahía vi salir a la flota de J80 hacia el Sardinero, unos 60 barcos, una escena muy bonita. (Esta mañana he leído en la prensa que la regata fue bastante accidentada, por la dureza del mar y el viento, con diversas roturas de material, algún tripulante accidentado, varios abordajes y un hombre al agua).

La previsión era de NE en aumento hasta llegar a los 20-25 nudos así que decidí reducir la superficie vélica tomando un rizo en la mayor. Fuera de la bahía había una ola muy intensa, no demasiado alta pero corta y molesta, con mucho spray barriendo la cubierta. Cuando el viento empezó a subir volví a entrar en la Bahía y pasé tres horas divertidísimas haciendo bordos a lo largo de ella. Ceñida (proa al viento) desde el W al E de la bahía y través (viento por el costado) desde el E hasta el W y vuelta a empezar. Escoras de 40º, algunos problemillas para adrizar el barco en momentos en que el viento subía y cargaba la racha con intensidades de 22-24 nudos. Un día así te hace estar muy concentrado, con la escota en la mano , cazando y amollando la mayor , orzando para meter la proa al viento todo lo que se puede y ganar barlovento al tirar otra bordada.



Ayer pensaba mientras navegaba que sueño tanto con navegar, lo deseo tanto, que a veces se me olvida cómo es, se me olvida por qué me gusta tanto . Pero en días como ayer recupero la memoria.

Realmente no sé explicar con cierta coherencia y detalle por qué me gusta tanto pero ,si sirve de algo, diré que en días como el de ayer, con el viento y el sol en la cara, empapado por los rociones, con una mano en el timón, la otra en la escota de mayor, tratando de acumular agilidad en las viradas para dar un golpe de timón de 90º, soltarlo para liberar la escota del génova, cazar la de la otra banda mientras la botavara pasa a toda velocidad de un lado a otro rozando tu cabeza... En momentos así, con el barco navegando alegre y sereno mientras, sentado en la regala, miro los catavientos tratando de sacar un nudo más al barco, respiro todo lo hondo que puedo, sólo me importa el mar y soy feliz.

21 comentarios:

Leni Qinan dijo...

¡Disfruta del día y envíanos algo de texto!

ana dijo...

Que sea una estupenda ruta de mar que al regreso venga cargada de palabras.

ARMALAR dijo...

Lástima, poco viento hay, algo de marejote, respira hondo, cierra los ojos y navega, por sensaciones que no decaiga.

Un saludo amigo.

ana dijo...

Será por el azul, por el espacio, por la brisa, por el horizonte... pequeñas y grandes sensaciones que nos mecen este alma cansada de las carreras diarias...

... es renacer.

Y siempre se necesita.

Que sea una semana estupenda para todos.

Anónimo dijo...

A veces cuánto mas queremos algo (o lo que sea) menos podemos explicar sus razones...(lo dicen muchos, y yo tbn lo he comprobado)

Lo importante es que te gusta tanto...Y si te hace feliz, nosotros tbn lo somos un poquito, en parte..=)

Así que siga disfrutando, y cuente sus andanzas, que los que no tenemos el mar tan cerca navegamos un poco tbn;)

Finalmente llegó la primavera?..=)

Besos para todos y buena semana

Pía

Leni Qinan dijo...

Por aquí le costó, pero sí que llegó la primavera. Suscribo lo que dice Pía. Desde el secano, con leerte navegamos un poco. O nos vamos a las Islas Sandwich, rodeadas de mar por todas partes.

Buena semana y buen pronóstico del tiempo.

scuba dijo...

Me encanta tu blog.

Sólo hace unos meses que navego por la bahía, y estoy enganchado como si llevara toda la vida, me paso la semana pensando en que llegue el sábado, para salir a navegar, envidio a mis compañeros, que sus quehaceres diarios les permite salir una o dos veces entre semana.

Cada vez que salgo, noto más salitre corriendo por mis venas, mi corazón necesitan su ración semanal para seguir bombeando.

un saludo

Pipón (capi del Tiranopapo) dijo...

Bonito relato, todos los que navegamos entendemos muy bien el sentido que das a tus palabras.
A través de La Taberna hace tiempo que conozco y visito tu blog, tienes unas fotos magníficas.
Me he tomado la licencia de recomendarlo desde el Tiranopapo.

jelb dijo...

bonjour,
nice compositions..beautiful colors..bravo!

Roberto dijo...

Precioso relato, Fernando. Este último sábado me tocó a mí. No creo que llegase a los 12 nudos, pero fue un reencuentro con el cielo y el mar azul. Creo que desde septiembre no había vuelto a disfrutar de un día así.

Salí muy pronto. No eran todavía las 8,30 de la mañana y ya estaba entre puntas, en la bocana, y eso que me había acostado bastante tarde... Ya sabes, quienes no tenemos el barco y la casa en el mismo sitio, y nuestro barco no es muy grande, solemos dilatar la entrada nocturna en el camarote, sobre todo si en el puerto hay vidilla. En fin, estuve cuatro horas navegando de lujo, fondeé en una calita de la zona cuando ya volvía, comí unos bocatas que me preparé, me pegué un gélido baño y para Madrid, que había comunión de sobrinos. Te aseguro que estuve a punto de quedarme.

Un saludo a todos !!!

Por cierto, ¿cómo va la pesca del rodaballo?

Fernando dijo...

¡Rodaballo! ¡Rodaballo! ¡Rodaballo!

Leni Qinan dijo...

Rodaballo!! Yum yum!!!

Hooper dijo...

Fernando...
Me alegro en el alma del disfrute.
Y recojo el guante... :-)
Muchas veces he estado en Santander, y hasta hace muy poquito no reparé en la bahía y su hermosura... (supongo que visitas de médico y prisas...)
Se ve hermosa desde Pedreña y se ve hermosa recorriendo su orilla, desde ¿Puerto Chico? por la ¿Avenida de la Reina Victoria?...
Tenéis un tesoro... ;-)

Fernando dijo...

Exactamente Hooper, desde Puertopchico por la Avenida de la reina Victoria que lleva hasta el Palacio de la Magdalena y el Sardinero.

En Pedreña es donde tengo mi barco, vivo (y soy de) en Santander pero mi barquito está en Pedreña. Conseguir atraque en Puertochico... lo dejo para otra vida.

Me alegra que recojas el guante.

Un saludo.

Anónimo dijo...

Qué pasa...?
No hay salidas a navegar o es que no hay raccontos, nada mas?;)

(Con lo que estoy necesitando algo que me haga pensar en el veranito por un rato.......Por acá hace un frío de morirse...;)

Besos para todos

P

Fernando dijo...

Sin intención de provocar envidias os diré que se navega y mucho. Estamos en primavera paero el clima está siendo estival, 24º, solo, ni una nube en el cielo, vientos suaves... He navegado tres días seguidos, cada uno diferente y todos estupendos. Me siento un privilegiado por vivir en esta bendita ciudad. Prometo escribir algo en cuanto tenga un ratito.

Grass dijo...

how are you doing my dear captain? i'm back! :-) my Gugu is doing great. he'd like to say hello to his Spanish uncle! :-)


xxxx

Anónimo dijo...

Pero...yo vengo a ver cómo os ha ido la pesca del rodaballo y me encuentro con esto parado desde mayo. Peeerooo ¡Fernando! que estamos en verano, que el mar está estupendo, que veo al Stay Calm a son de mar y a todos vosotros también...¡Y no cuentas nada!

Que conste que yo sólo pregunto por la pesca del rodaballo ;) No vaya a haber algún mal pensado por ahí despistado con la paleta de colores ;)

María

Fernando dijo...

Hola María...

¡Qué alegría tu visita!

La pesca del rodaballo fue estupenda, dejemos que los otros pescadores lo confirmen.

Ya de vuelta de vacaciones prometo escribir algo pronto, en cuanto navegue de nuevo.

Un abrazo, María.

jordim dijo...

qué envidia maritima..

roberto dijo...

...Pues sí, la pesca del rodaballo fue fantástica. Fernando exactamente igual que como me lo imaginaba, y perfecto anfitrión. A Leni ya la había conocido, y yo no meto en mi coche (cuatro horas de ida y otras cuatro de vuelta) a cualquiera. Eso lo dice todo. El caso es que como ella se decidió por un besugo en vez de por un rodaballo, algo ha quedado pendiente para la próxima.

Por cierto, Fernando nos recibió en pleno yet lag... y ni se le notó.

Un saludo a todos

Roberto