miércoles, 17 de marzo de 2010

Here comes the sun

Creo que he usado varias veces este título, pero no consigo recordar las circunstancias. Con toda seguridad ha sido el título de alguna fotografía colgada en Flickr recientemente, más de una, me esfuerzo en recordar sin éxito.

Haciendo click AQUÍ podeis ver mi galería de Flickr.

Este título, que no es mío, corresponde a una genial canción de The Beatles, que siempre me hace sonreir.

Little darling, it's been a long cold lonely winter
Little darling, it feels like years since it's been here

Cada invierno te ocurre lo mismo...- me diagnosticaba alguien que me conoce bien-. Te invade la apatía, con el frío y la lluvia te terminas poniendo de mal humor, te deprimes... y al llegar la primavera... Todo cambia.

Creo que he terminado por aceptar que es así, he terminado por asumir que soy así. El frío, la lluvia, los días grises, no me disgustan, disfruto la llegada del otoño y los temporales del Norte del invierno (como el de la foto de portada de este blog). Pero tanta oscuridad, tantos meses sin sentir un poco de calor en la piel, tanto tiempo sin navegar con la frecuencia y en las condiciones que me gusta hacerlo... pueden conmigo. Creo que llega un momento, en el largo y duro invierno del Norte en el que se me olvida que la primavera, una vez más, llegará. Y me pongo triste.

Supongo que es un comportamiento infantil. Es tristeza, esa apatía, el mal humor... pesan toneladas (en mi cabeza). Pero basta con que al final del invierno haya un día primaveral, con la Bahía de Santander brumosa al amanecer, la superficie del agua en calma, un par de botes fondeados en medio de la canal, el cielo naranja tiñéndose de azul conforme sale el sol.... Y recupero la alegría y las ganas de navegar.


Este invierno ya nos ha dado uno de esos días. Una valiosísima tregua que aproveché para salir a navegar en el Stay Calm, con sol y una temperatura aceptable por primera vez en algunos meses. Ahí está la foto como prueba.

A partir de ahí me he animado. Después de dos años desde su adquisición me he encargado de que me instalen, finalmente, la nueva emisora VHF con llamada digital selectiva. Un dispositivo de seguridad que permite que, al estar conectada la emisora al GPS, en caso de emergencia, con solo pulsar el botón de distress, se trasmita tu posición a todas las emisoras cercanas y a Salvamento Marítimo, incluyendo el nombre del barco, identificación, etc. También he renovado el Certificado de Navegabilidad, que caducaba el próximo mes de abril, y he puesto al día el material de seguridad; extintor, bengalas, botiquín, etc.

Ya sueño con poder fondear en Los Tranquilos este verano, con bucear en la Isla de Mouro y dormir la siesta al sol arrullado por el mar.

P.S. Dedicado al Anónimo que me ha dejado su ocurrente comentario en el post anterior.

14 comentarios:

Rafa Corfú dijo...

Magnifico blog, amigo Fernando.
Comparto tus sensaciones de este invierno. Nunca me habia vencido tanto un invierno desde mis tiempos en El Ferrol, muchos años hace ya de eso. Las breves treguas han sido un espejismo apenas. Pero ya se acerca imparable la primavera, en la que nos echaremos a la mar dispuestos a disfrutar cada brisa, cada fondeo, cada momento.
Saludos.

jose mesa dijo...

Imaginaros por aqui en el SUR, este invierno fue duro, temporal tras temporal, hay que saber llevarlo, ahora vienen meses ventosos y dias esplendidos,...DISFRUTEMOS.
Saludos cordiales, Fernando.

Leni Qinan dijo...

Fernando,

Llevo un buen rato admirando tus fantásticas fotos en Flickr, y hasta me he reído con el comentario de los langostinos del Anónimo.

Este invierno ha sido malo, muy malo, sobre todo en el norte. Pero verás como muy pronto llega la primavera y con ella días buenos para navegar. Look on the bright side of life, que decían los de Monthy Phyton.

Bss mil.

PS.- tiene razón el anónimo, se te echaba de menos por aquí.

Hooper dijo...

Me alegro de leerte. Y de que navegues.
Yo también he tomado en sentido "cariñoso" lo de los langostinos.
Tus posts causan dependencia. Y su falta, mono.
Un saludo.
Hooper

Anónimo dijo...

El anonimo, que por el momento prefiere seguir siendo anonimo, espera que el comentario lo hayas recibido bien, es decir de buen rollo, y sobre todo como creo que lo has recibido, ahora te digo que parece que las dactilares se te van desentumeciendo. Me gusta tu publicacion. Por ciert corren ciertos rumores por los pantalanes que vendes el barco? para comprate una motoreta? No será verdad?

Fernando dijo...

Aqui se puede habilitar la moderación de comentarios, de forma que puedes decidir qué comentarios se publicaran y cuales no. Así que evidentemente no me molestan tus comentarios, por eso aún pueden leerse.

Donde dice motoreta debería decir caldereta (de marisco, me cobran los langostinos, qué te parece!?).
De momento he cambiado de moto (mi vespa quería jubilarse), después he vendido el barco. ¿Tú crees que sigo siendo un navegante o no?

La respuesta despues de los anuncios.

PS Está feo permanecer en el anonimato.

Roberto dijo...

Bueno, bueno, como decíamos ayer...
Cómo me gusta ver que todo sigue más o menos igual. Veo, querido "techy", que desde la última vez, te has sacado de la chistera un nuevo mecanismo para colgar fotos. No podía ser de otra manera, claro. Te prometo verlas.
Este año, aunque como sabes mi barco lo tengo en el Mediterráneo, ha sido el que menos he podido salir a navegar desde que me lo compré en el 2005. Me ha resultado muy difícil compaginar la meteo con los fines de semana libres. Para colmo, cayó un rayo en el puerto que afectó a la electrónica de algunos barcos, entre ellos el mío. También yo he puesto, aprovechando la situación, la nueva emisora con todos sus avíos, aunque todavía no he podido verla y lo peor de todo es que en el horizonte no veo la posibilidad de hacerlo antes de 5 ó 6 semanas...
Con el mono de vela que tengo, no descarto llegar a Santander vía Madeira... ¿Te apuntas, Leni?

Anónimo dijo...

vendiste el barco??
(espero que sea en pos de algo mejor)

Anónimo dijo...

Vamos por partes blogero Fernando.
Lo de permanecer en el anonimato es cuestion de lógica, el día que nos sentemos en la misma mesa a comer langostinos, caldereta o un marmite de bonito, entonces saldre del armario!!!, de momento estoy bien asi.
Lo de seguir siendo navegante, se entiende que sí, tu muy bien sabes que no es necesario tener un barco para ser un navegante, por ponerte un ejemplo en el Yamamai van 9 excelentes navegantes y solo uno tiene barco. Te puedo hacer un hueco si quieres? O la venta del Stay Calm adolece a dar un paso mas adelante y a comprarte algo mas serio.

Fernando dijo...

Lo de ser navegante era una pregunta retórica. Lo de salir del armario... Por mi dejalo... A mi con saber tu nombre cuando nos sentemos a comer... Me vale. ¿un hueco? Por el momento tengo y sin saber quien eres... No me enrolo.

¿Algo mas grande? Ya veremos. Ante todo mucha calma.

¿Cuando comemos?

velamaracaibo(ana) dijo...

hermoso blog yanto en imagenes como en palabras escritas

jose mesa dijo...

Para cuando vas a retomar este magnifico blog, Fernando?
Lo echo de menos.
Abrazo.

Anónimo dijo...

...por qué no escribiste mas...?
(era lindo venir a visitarte...;)

jota dijo...

realmente una pena, este silencio.